Sobre el Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo (PE) es la única institución de la UE elegida por sufragio directo y una de las mayores asambleas democráticas del mundo. En el pasado era una asamblea consultiva formada por los representantes de los parlamentos de los Estados miembros, sin embargo hoy en día es elegido por sufragio universal directo desde 1979.

Los 751 diputados al Parlamento Europeo (Eurodiputados) elegidos cada cinco años representan a los 500 millones de ciudadanos de los 28 Estados miembros. Todos los ciudadanos de la UE de 18 años de edad (16 en Austria) son elegibles para votar, incluso si viven en otro Estado miembro de la UE. Además, cualquier ciudadano de la UE puede presentarse como candidato a las elecciones en cualquier Estado miembro de la UE. Haga clic aquí para más información sobre el origen del PE.

Una vez elegidos, los miembros se organizan en grupos políticos en función de su orientación ideológica, y no por nacionalidad. Actualmente hay 8 grupos políticos: Partido Popular Europeo (PPE), Socialistas y Demócratas (S&D), Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), Alianza de Demócratas y Liberales por Europa (ALDE), Verdes/Alianza Libre Europea (Verdes/EFA) , Izquierda Unitaria Europea – Izquierda Verde Nórdica (GUE-NGL), Europa de la Libertad y la Democracia (EFDD) y Europa de las Naciones y de las Libertades (ENL). Los eurodiputados que no pertenecen a ningún grupo político son llamados diputados ‘no inscritos’. El Parlamento Europeo realiza su trabajo en las 24 lenguas oficiales de la Unión Europea y todos los eurodiputados tienen derecho a expresarse en cualquiera lengua de su elección con interpretación simultánea disponible en cada sesión plenaria. Haga clic aquí para más información sobre la organización y el trabajo del Parlamento Europeo.

Mientras que la sede principal del Parlamento Europeo se encuentra en Estrasburgo, la mayoría de las reuniones de la comisiones se celebran en Bruselas y la Secretaría es acogida por Luxemburgo. Las votaciones y debates tienen lugar en Estrasburgo durante las sesiones plenarias mensuales que duran cuatro días con adicionales períodos parciales de sesiones celebradas en Bruselas. Durante las sesiones plenarias, los eurodiputados votan sobre cientos de enmiendas, párrafos e informes. La mayoría de las votaciones se realizan a mano alzada. Esto significa que cada eurodiputado levanta la mano para señalar si está a favor o en contra la propuesta o si prefiere abstenerse. El resultado final es registrado, pero no el voto particular de cada diputado. Sin embargo muchas votaciones, incluidas las votaciones finales en materia legislativa se realizan de forma nominal, lo que significa que el voto individual de cada diputado se registra.

Las elecciones de 2019 del Parlamento Europeo

Según el sitio web del Parlamento Europeo, los procedimientos para elegir el PE se rigen por ambas legislación europea que define normas comunes a todos los Estados miembros, y disposiciones nacionales específicas que varían de un Estado al otro. Las reglas comunes sientan el principio de representación proporcional y algunas incompatibilidades con un mandato como eurodiputado. Muchos otros importantes asuntos tales como el sistema electoral exacto utilizado y el número de circunscripciones se rigen por leyes nacionales.

Las próximas elecciones del Parlamento Europeo se celebrarán del 23 al 26 de mayo de 2019. En febrero de 2018, el Parlamento Europea votó la reducción del número de eurodiputados de 751 a 705 después de que el Reino Unido se retire de la Unión europea según el calendario actual. Los escaños se asignan a los Estados miembros en función de su población. Cada Estado tiene un número fijo de escaños y estos se asignan según un principio de “proporcionalidad degresiva” lo que significa que a los Estados más pequeños se asignan más escaños por habitante que a los Estados más grandes.

Según el Consejo Europeo, el Consejo llegó a un acuerdo a nivel de embajadores para mejorar la ley electoral de la UE mientras serán reformadas las antiguas leyes resultante de la Ley electoral de 1976. Se propone que el PE vote las nuevas leyes cuando estén listas.

El propósito declarado de las nuevas leyes es mejorar la participación de los ciudadanos en las elecciones del PE para promover una mayor comprensión de su resonancia europea y para evitar votaciones irregulares respetando al mismo tiempo las tradiciones constitucionales y electorales de los Estados miembros.

El proyecto contempla prohibir el “doble voto”, el voto en terceros países y mejorar la visibilidad de los partidos políticos europeos. Para que se evite el doble voto se establecerán autoridades de contacto que intercambiarán datos sobre los votantes que son ciudadanos no nacionales. Este proceso tendrá que empezar al menos seis semanas antes de las elecciones del PE.